TRUFAS SIN HUEVO DE BIZCOCHO DE PLÁTANO CON CHOCOLATE

INGREDIENTES

MODO DE PREPARACIÓN

      1. Primero empieza preparando un bizcocho de plátano sin huevo. Para ello pela los plátanos (3 ud.) y machácalos con el tenedor hasta obtener una masa (no importa que quede algún grumo de plátano) y lo dejas a un lado para usarlo en otro momento.
      2. En un bol amplio tamiza con un colador o tamizador la HARINA DE TRIGO (500 gr.), luego añade el AZÚCAR (230gr.) y la LEVADURA QUÍMICA (30 gr.). Mezcla estos ingredientes. Luego añade el ACEITE DE GIRASOL (130 ml.), la LECHE (150 ml.), la ESENCIA DE VAINILLA (1 cdta.postre), una pizca de SAL y el plátano machacado que habías preparado al principio. Con una pala de cocina mezcla todos los ingredientes hasta integrarlos por completo y que no quede harina seca. La masa será bastante espesa así que ten paciencia.

        (NOTA: La leche debe estar a temperatura ambiente)

      3. Precalienta el horno a 175ºC
      4. Prepara el molde para el bizcocho. Puedes ponerle papel de hornear o bien untar las paredes del molde con mantequilla y luego espolvorearlas con harina. Echa la mezcla en el molde. Ayúdate con la pala de cocina y aplana la parte superior extendiendo la mezcla para que quede lo mas uniforme posible.

        (NOTA: Tendrás un mejor resultado con esta receta si usas un molde de metal rectangular)

      5. Hornéalo durante 60 minutos a 175ºC calor arriba-abajo con el horno en modo convencional (sin ventilador). Cuando lleve 45 minutos de horneado te aconsejo abrir rápidamente el horno y tapar el bizcocho con papel de aluminio para que no se queme por la cresta.
      6. Cuando lo saques del horno déjalo reposar sobre una rejilla dentro del molde durante 15-20 minutos para que temple; y una vez pasado el tiempo desmóldalo y ponlo sobre la rejilla para que se enfríe por completo.
      7. Una vez frío, y sobre un recipiente grande, vete desmigajando todo el bizcocho con las manos. Al terminar incorpora la BEBIDA de AVELLANA (250ml) y amasa con las manos hasta obtener una textura como de masa de galletas (Si ves que te queda muy seco puedes echarle un poco más de bebida de avellana)

      8. Una vez listo puedes empezar a preparar las bolas. Si usas un sacabolas para helado te resultará más fácil y así todas las trufas serán del mismo tamaño. Coge un poco de masa con el sacabolas, forma la bola con las palmas de las manos y vete dejando las bolas sobre un recipiente. Cuando termines con toda la masa mete el recipiente en el frigorífico 15 minutos mientras preparas el chocolate.

      9. Trocea el chocolate negro ( 500gr ) y derrítelo. Puedes utilizar el baño maría o derretirlo en el microondas.

      10. Cuando las bolitas estén frías y el chocolate templado, empieza a untar el chocolate en las bolas. Si usas palillos para sujetar las bolas te será más fácil. Sino se te van a quedar los dedos llenos de chocolate y las trufas se quedarán con marcas de dedos.

        (NOTA: Dependiendo del tamaño de las trufas y del grosor de la cobertura de chocolate que quieras usar necesitarás más o menos cantidad de chocolate.)

      11. Deja las trufas secando sobre una rejilla y cuando se haya secado la cobertura de chocolate ya estarían listas para comer.